Duración: ¿Por qué es importante?


La situación actual de resistencia antimicrobiana y el escaso y lento desarrollo de nuevos antibióticos hacen que ya nos estemos enfrentando al tratamiento de algunas infecciones graves con recursos mucho menos eficaces que los que disponíamos hace algunos años.

Como la perspectiva de la situación actual es hacia un empeoramiento -lo que se ha dado en llamar “era postantibiótica”– diversas instituciones sanitarias (OMS, CDC, ECDC; IDSA, ESCMID…) han alertado de la importancia de la situación considerando ésta como uno de los principales problemas de Salud Pública a nivel mundial.

Hay tres líneas de respuesta al problema de la creciente resistencia antimicrobiana:

  1. Estímulación del descubrimiento y desarrollo de nuevos antimicrobianos, que está fundamentalmente en manos de los políticos y de la industria farmacéutica
  2. Limitación de la transmisión de los mecanismos de resistencia a través de la mejora de los problemas de control de infección
  3. Optimización del uso de antibióticos (en Medicina, Veterinaria, Agricultura…)

La correcta utilización de antibióticos tiene una dimensión adicional respecto al resto de fármacos (eficacia, eficiencia y seguridad) y deriva del hecho de que su uso (exposición o presión antibiótica) se asocia al desarrollo de resistencia, lo cual compromete su eficacia en el futuro. Este hecho genera una serie de condicionantes éticos que Leibovici y cols. han resumido de manera muy acertada recientemente.

En la Figura 1  se pueden apreciar las distintas estrategias de optimización de tratamiento en infecciones graves*, en función del momento del tratamiento. Es importante

NO olvidar que los aspectos iniciales de este enfoque no son aplicables al tratamiento de infecciones menos graves o con baja probabilidad de resistencia.  

Figura 1. Estrategias de optimización de tratamiento antibiótico en infecciones graves, teniendo en cuenta los diferentes objetivos a considerar en función de la fase de la infección. Adaptada de J. Cobo.

.

  • Como se puede apreciar, la mejor forma de minimizar de forma segura la exposición a antibióticos, es fundamentalmente a través del “desescalamiento” y ajustando la duración del tratamiento antibiótico a la que realmente necesita el paciente.
  • Es precisamente cuando el paciente ha mejorado clínicamente y el riesgo vital/de órgano ha disminuido cuando debemos plantearnos si el paciente se beneficia de continuar el tratamiento antibiótico.

.

Referencias

1. Rice LB. The Maxwell Finland Lecture: for the duration-rational antibiotic administration in an era of antimicrobial resistance and clostridium difficile. Clin Infect Dis. 2008Feb.15;46(4):491–6.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: