“La amenaza de las superbacterias” Un libro de J. Oteo para divulgar sobre la resistencia a los antibióticos


b693284004e8df955b8732ef4e9f4e26272af6ad

Si las principales instituciones internacionales consideran la resistencia a los antibióticos una de las mayores amenazas para la salud es porque, en la actualidad, no existen tratamientos útiles frente a algunas infecciones bacterianas que antes se podían tratar eficazmente. Apenas ochenta años después del descubrimiento de la penicilina, se corre el riesgo de perder aquellas medicinas que generaron una drástica mejora en el pronóstico de las enfermedades producidas por bacterias.

 

En este libro, que abre una serie de textos divulgativos promovidos desde el Instituto de Salud Carlos III, Jesús Oteo* busca acercar al público general a la biología bacteriana desvelando los asombrosos procesos que se dan a escala microscópica y que les permiten sobrevivir en presencia de antibióticos. Además, ayuda al lector a comprender los retos que la resistencia a antibióticos genera así como las claves necesarias para su control.

Leer más de esta entrada

La clave estaba en Cantueso…a propósito de un caso (y nunca mejor dicho)


Listen-Understand-Act

Listen-Understand-Act

Dr. Juan de Dios Colmenero

Dr. Juan de Dios Colmenero

El autor de esta entrada es el Dr. Juan de Dios Colmenero. Para aquellos que no le conozcáis, es infectólogo, Jefe del Servicio de Enfermedades Infecciosas del Hospital Universitario Regional de Málaga.

.

Además de ser un reconocido clínico, experto en infecciones osteoarticulares y en brucelosis es, ante todo, un caballero de la Medicina. Siempre que coincidimos con él aprendemos algo. Y eso es lo que nos llevó a solicitarle que nos relatara alguna de las experiencias/anécdotas clínicas que, a lo largo de su carrera, le han quedado grabadas bien por por su enseñanza “técnica” en el ejercicio de la Infectología bien por su enseñanza humana en el ejercicio de la Medicina. Y ya, sin más dilación, y tras agradecer a Juande que aceptara la invitación os dejamos con la entrada, titulada: “La clave estaba en el Cantueso”.

.

. Leer más de esta entrada