Aminoglucósidos


Los aminoglucósidos son un recurso clásico dentro del arsenal antimicrobiano. Al menos 9 aminoglucósidos (AMG) tienen utilidad para el tratamiento y prevención de infecciones en humanos y son: gentamicina, tobramicina, amikacina, estreptomicina, neomicina, paromomicina, kanamicina, netilmicina y espectinomicina. De éstos, los más utilizados en la práctica clínica son:  gentamicinatobramicina amikacina.

.

Por varios motivos, entre ellos por sus particularidades farmacocinéticas/farmacodinámicas (PK/PD) que les confieren un estrecho margen terapéutico, deben ser utilizados con precisión. A continuación resumimos los principales aspectos prácticos para su utilización, que hemos presentado de la siguiente manera:
.

Deja un comentario

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

Seguir

Recibe cada nueva publicación en tu buzón de correo electrónico.

Únete a otros 920 seguidores

A %d blogueros les gusta esto: